Remedios para las varices

En este artículo te voy a hablar de las odiosas varices, esas antiestéticas venas que aparecen cuando menos te lo esperas, normalmente en las piernas. Pero vamos a ir por partes.

¿Qué son las varices?
Las varices, formalmente, son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón.  Pero, me quedo con la definición menos formal: son unas venas gruesas, azules o moradas que normalmente salen en las piernas.

A parte de feas, las varices pueden generarte calámbres y dolores, por lo que pueden llegar a ser muy molestas…

Causas de su aparición

Si logramos comprender cuales son las causas de que aparezcan estas inoportunas venitas, tendremos una mayor posibilidad de eliminar algunos factores de riesgo para prevenirlas. Como todas sabemos, las varices pueden aparecer más comúnmente en las piernas, pero cierto es, que pueden aparecer en otros lugares de nuestro cuerpo.

Se presentan principalmente en las mujeres, puede ser por causas hormonales o genéticas. Las hormonas que produce el ovario relajan las fibras musculares existentes en la pared venosa, favoreciendo así a la aparición de varices.

Otra de las principales razones de su aparición, es el embarazo. Esto ocurre porque en los meses de gestación, las venas aumentan la cantidad de sangre que tienen que manejar y el feto comprime durante varios meses las venas de la pelvis, impidiendo así una buena circulación, aunque fundamentalmente, es por las hormonas que desprende la placenta.

Otras causas son la tromboflebitis (que es la inflamación de una vena que va acompañada de la formación de un trombo sanguíneo en su interior), la obesidad, utilizar anticonceptivos o tomar hormonas, estar de pie o sentado por mucho tiempo, vestir con ropa o calzado muy ajustado y poner calor directo en las piernas.

Por lo general, las varices no ponen en riesgo la seguridad del enfermo, pero pueden afectar seriamente su calidad de vida por las molestias que ocasionan y por la invalidez que pueden llegar a causar.

Remedios para las varices

Existen varias formas de combatir a nuestras enemigas, ya sea con tratamientos farmacológicos o con plantas medicinales.

El tratamiento farmacológico de las varices está más enfocado a aliviar los síntomas de éstas y evitar que el trastorno vaya a más. Algunos fármacos resultan de gran ayuda para eliminarlas, los más usados son: Daflón, Venoruton, venos mil, entre otros.

También es una opción a tener en cuenta las plantas medicinales con propiedades venotónicas. Las más eficaces: cola de caballo, la castaña de indias, Aloe Vera o sáliba, ruscus, etc.

Asimismo, los expertos recomiendan una serie de medidas para aliviar los síntomas:

  •  Utilizar medias de comprensión.
  • Evitar la exposición al sol durante muchas horas.
  • Aplicar duchas de agua fría en las piernas.
  • Utilizar geles de efecto frío mediante masajes suaves.
  • Tumbarse y elevar las piernas por encima de la altura del corazón.
  • No usar ropa muy ceñida.
  • Evitar la obesidad, el sobrepeso y la vida sedentaria.
  • Hidratar la piel a diario.

Con todo esto…ya podemos combatir a nuestras enemigas, o evitar que salgan cuando menos nos lo esperemos… 🙂

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *